10 de agosto de 2009

Sierra de Dios Padre


Dos hombres y un destino: la ermita de Dios Padre, a 940 metros de altura. Mario se estrenaba encima de la bicicleta y no era el perfil más adecuado para hacerlo. Desde el comienzo de la ruta, en el mismo pueblo de Villanueva de la Sierra, el trazado exigía el máximo esfuerzo en cada pedalada. A los 4 kilómetros la montaña nos dió una tregua para coger aire, pero por poco tiempo. Nos esperaban más pendientes infinitas y la ermita aún se veía demasiado pequeña en el horizonte. Tuvimos que utilizar la herramienta de emergencia para subidas: "esto lo subo yo por mis cojones!!!" para poder llegar a la cima y contemplar los 72 pueblos que pueden verse desde lo alto de la Sierra de Dios Padre.




El bajar ya fué otra historia. El buen estado de los caminos nos permitió alcanzar los 60 km/h manteniendo todos nuestros dientes en su sitio. También pudimos hacer alguna demostración de nuestro poderío encima de la bicicleta:
video
Por eso no pasa nada Raquel...

Rodeamos buena parte de la sierra en bajada (nosotros preferimos pensar que llaneamos y ponemos un ritmo fuerte). Antes de llegar a Villanueva de la Sierra nos esperaban dos fuertes repechos que solventamos como pudimos. Y una nueva bajada en picado zigzagueando entre olivos nos llevó hasta el pueblo.
A pesar de no ser la ruta más apropiada para debutar, Mario completó todo el trayecto. Uno más que acabará medio enganchao a bajar a 60 km/h.

La ruta en Google Earth

No hay comentarios:

Publicar un comentario