1 de mayo de 2011

Peña de Francia

Preciosa y dura ruta por el norte de Extremadura y sur de la provincia de Salamanca. Desde Las Mestas hasta la cima de la Peña de Francia pasando por el conocido pueblo de La Alberca. Merece la pena salvar el desnivel que acumula la ruta para disfrutar de excelentes vistas y pueblos con mucho encanto.
La ruta nace en el pueblo de Las Mestas en ligero ascenso para calentar piernas. Enseguida llegamos al convento de Las Batuecas, lugar donde el desnivel aumenta y empezamos la primera ascensión dura del día: el puerto del Portillo, unos 9 kilómetros de subida con varias curvas de herradura que nos elevaban sobre Las Hurdes y nos dejaba ver su montañosa panorámica visual. En la cima del puerto nos esperaba el Mirador del Portillo, que ofrece unas preciosas vistas de Las Hurdes y del pueblo de La Alberca.
La siguiente parada sería en la cima de la Peña de Francia. Para llegar allí debíamos hacer un corto descenso hasta La Alberca y a partir de ahí pedalear varios kilómetros hasta llegar al comienzo del puerto más importante de la ruta: la Peña de Francia. Es un puerto de 10 km con rampas de hasta el 11% que a algunos se les hizo más corto que a otros. Una vez arriba... disfrutamos de las vistas y de dos cervezas revitalizadoras.
video
La bajada fue más rápida y fácil. No tardamos en llegar a La Alberca. Recorrimos en bicicleta sus calles, llenas de turistas, para llegar a la plaza del pueblo a descansar y coger fuerzas para el resto de la etapa con unos auténticos litros de cerveza y unas patatas Yorkeso: un clásico.
Tras llegar a la conclusión de que deberíamos haber hecho noche en La Alberca para disfrutar de su encanto y sus litros fríos de cerveza con tranquilidad, cogimos la bicicleta y regresamos a Las Mestas. Para ello aún nos quedaba un repecho de varios kilómetros que solventamos como buenamente pudimos, y el descenso del puerto del Portillo que disfrutamos con intensidad.
Extraordinaria ruta que a pesar de su dureza, merece la pena.