31 de octubre de 2009

Ruta de Isabel la Católica (Villuercas)

Casi 4 horas de senderismo por las Villuercas. Salida en Cañamero y llegada a Guadalupe. La ruta de Isabel la Católica une estas dos poblaciones atravesando las Villuercas por el antiguo camino que utilizaban los Reyes Católicos para acceder al Palacio de Mirabel.

El punto de encuentro era Cañamero. Desde allí comenzamos a andar bien temprano para llegar lo antes posible a Guadalupe. Esta vez teniamos una recompensa al completar la ruta: a las 15:00h teníamos reservada mesa en el restaurante "...Algo así".

El primer lugar interesante de la ruta es la presa del Cancho del Fresno, que nos acompañó durante algunos kilómetros.

Tras rodear buena parte del embalse nos desviamos a la derecha por una vereda en la que comenzaría la parte dura de la ruta. El terreno empeoraba y el desnivel comenzaba a aparecer. La primera parada para tomar fuerzas la hicimos en la Cruz de Andrade.


A partir de la Cruz de Andrade, un reto: alcanzar al grupo organizado que llevábamos delante y regalarle una bolsa con toda la basura que iban dejando por el camino. Tras una dura subida entre piedras y árboles, les dimos alcance y Raquel se encargó de hacer la entrega de la mercancía.




La última parte de la ascensión es la más bonita. Entre helechos y con unas vistas inmejorables faldeamos el pico Agudo para rozar los 1000 metros sobre el nivel del mar. A esa altura se encuentra El Abuelo, famoso castaño del que ya hablan las crónicas en 1353.



Los descansos estaban casi prohibidos. No queríamos tener que volver a adelantar a tanta gente por esos caminos. El segundo repostaje fue una fugaz parada para comer unas barritas a tó trapo. Las voces de los perseguidores nos activaron rápidamente. En un momento cerramos todas las mochilas y comenzamos el descenso entre robles.


Al cruzar el bosque de robles ya podíamos ver a lo lejos Guadalupe y su monasterio. La hora de comer se iba acercando y ya hacíamos hueco en el estómago para lo que nos esperaba.

El último tramo lo hicimos por la carretera que llega a Guadalupe. Antes de llegar nos encontramos con un bonito mirador para la foto de rigor.

A las 14:00 h llegamos a la plaza de Guadalupe para tomarnos una merecida cerveza y coger el coche en dirección al restaurante "...Algo así".


A las 15:00h llegamos al restaurante, allí un matrimonio suizo hace de la cocina un arte. Lo que ocurre en el restaurante "...Algo así" es mejor vivirlo en persona. Sabores diferentes para un sitio diferente. Lo mejor de la ruta.
Más detalles de la ruta en Mi Wikiloc.

24 de octubre de 2009

Circular por Mérida


Salimos temprano el sábado por la mañana. Punto de encuentro: puente romano de Mérida. Los participantes: Germán y yo. Por delante nos esperaban 78 kms en una ruta circular que parte desde Mérida, pasa por varios pueblos de la zona y termina nuevamente en Mérida.
En la primera parte del recorrido tuvimos algún que otro problema con el trazado de la ruta en el GPS, algo que nos hizo perder tiempo en busca del camino correcto. Gracias a esos inconvenientes, nos encontramos con unas preciosas vistas del Guadiana un sábado a primera hora.

Antes de llegar al primer pueblo de la ruta (Don Álvaro) hicimos una pequeña parada para ver el Molino de la Aceña, un molino de agua que está situado junto al río Guadiana en el término municipal de Don Álvaro.

Al pasar Don Álvaro el hambre hizo acto de presencia. El olor de los bocadillos en la espalda era demasiado tentador y decidimos hacer la parada de avituallamiento en una gravera entre Don Álvaro y Valverde de Mérida. Además de comer, también descubrimos el primer pinchazo del día en una de las ruedas de Germán.


Tras pasar por Valverde de Mérida y más tarde por San Pedro de Mérida, llegamos al parque natural de Cornalvo. Era el ecuador de la ruta y las fuerzas comenzaban a escasear.


Unas chocolatinas en la puerta del ayuntamiento de Mirandilla nos dieron la fuerza suficiente para afrontar el último tramo del recorrido. Nos quedaban aún 25 kms.

No tardamos en llegar a El Carrascalejo, último pueblo por el que pasabamos antes de llegar a Mérida. Al pasar El Carrascalejo cogimos una pista bastante técnica y cuesta abajo en muchas ocasiones. Pese al cansancio acumulado, disfutamos enormemente aquel tramo de la ruta.

Los últimos kilómetros los hicimos por el camino que lleva desde la estación de tren de Aljucén hasta Mérida con el río acompañándonos a nuestra derecha.


Preciosa mañana de otoño disfrutada encima de una bicicleta y en buena compañía. Todo un lujo.

16 de octubre de 2009

El "Burro Moro"


Fantástica ruta realizada y disfrutada en compañía de tres integrantes del Club Ciclista "Corona chica piñón grande" de Monesterio (Héctor, Juan Pinilla y Pedro Marcos). Preciosa ruta que transcurre por el Parque Natural de Cornalvo y que tiene su punto cúlmen en la subida a la sierra del Moro, zona más alta del parque.
Antes de subir al Moro, nos subimos al Burro, primer ascenso con importancia en la ruta.

Entre encinas y alcornoques nos dirigíamos hacia el Moro, con alguna duda sobre la legalidad de cruzar la sierra, pero el punto geodésico que nos esperaba en lo más alto era demasiado tentador. Tras unos primeros repechos suaves, la ascensión se dificultó en la última parte debido al desnivel de los tramos y al complicado terreno.
Las vistas desde lo más alto merecen la pena (desde Mérida hasta la sierra de Montánchez)





Nos hicimos la foto de rigor en la cumbre... y también en la entrada de la finca cuando salimos de la zona (habíamos entrado por la puerta falsa).


Tras una parada técnica en Aljucén....



...nos dirigimos hacia Mérida pasando por la presa romana de Proserpina. Repostamos más cebada en La Cervecería de Juan.
Rutaza. De lo mejor que se puede hacer por la zona de Mérida. Estas hay que repetirlas!!!

12 de octubre de 2009

Ascenso al Almanzor (2592 m)

Dia 1

Sobre las 11 de la mañana del sábado comenzamos la caminata desde la Plataforma de Gredos hacia la Laguna Grande cargados como mulas. No podía faltar de nada: tiendas, esterillas, sacos de dormir, ropa de abrigo... todo lo necesario para pasar la noche junto a la Laguna Grande y poder ascender al Almanzor al día siguiente.
La primera parte de la ruta fue lo más complicado del día, ya que debíamos ascender varios kilómetros a pie y con muchos kilos a la espalda.



Tras atravesar el Prado de las Pozas sin dejar de ascender en ningún momento, llegamos a la meseta de Los Barrerones, donde existe un mirador natural para poder contemplar las cumbres de Gredos. Desde allí ya veíamos nuestra meta: la cima del Almanzor.



Tras las fotos de rigor y reponer fuerzas después de la subida, nos dirigimos hacia la Laguna Grande en una bajada menos exigente que lo realizado hasta ese momento.


Antes de llegar a la laguna, nos comimos los bocadillos que habíamos preparado en Barco de Ávila a las 9:30 h de la mañana con un frío acojonante. Fué el momento de la comida, el cigarro e incluso la siesta para algunos.


Después de comer, la laguna ya era nuestra!! Bajamos lo poco que nos quedaba (antes de llegar vimos algún que otro cabronazo) y descansamos en la entrada del Refugio Elola con un café bien caliente en las manos.






Tocaba deshacernos de tanto peso. Tras inspeccionar bien el terreno nos ubicamos cerca de la laguna con algún riachuelo diviendo las parcelas. Ese fué nuestro cuartel de operaciones (o el lugar donde nos tirabamos a no hacer nada).




Una vez colocadas las tiendas, nos dimos una vuelta por los alrededores del refugio. La zona está plagada de cascadas con pozas de agua cristalina. También tuvimos tiempo para practicar las trepadas por las piedras para afrontar la ascensión al Almanzor del día siguiente.




Después del paseo... a cenar!!! La cena estaba reservada a las 19:45 en el refugio. Nos esperaba una reponedora sopa + segundo plato y postre por el módico precio de 13 €. Teniendo en cuenta que la comida la suben a caballo en verano y en mochila en invierno, el precio no era nada desorbitado. Cenamos en compañía de un bombero mu salao que adiestraba a 3 cachorros de 15 años para culminar el Almanzor.

Y una vez cenados, el cielo estrellado nos esperaba fuera del refugio. No había mucho que hacer por allí, ni bares, ni tele, solamente una helada que estaba empezando a mojar las tiendas por fuera. Antes de que nuestros cuerpos perdieran la temperatura que habían cogido en el refugio, nos metimos en los sacos para descansar. Un sábado a las 10 de la noche en la cama!!!??
Y tan agusto.

Día 2

Nos despertamos, salimos de la tienda y al abrir los ojos... uno de los paisajes más espectaculares que se pueden disfrutar: el Circo de Gredos completamente iluminado por el sol de la mañana.
Desayunamos en el refugio y cogimos fuerzas para afrontar el duro día que nos quedaba por delante. Después del desayuno... a por el Almanzor!!!


El comienzo de la ascensión era relativamente suave. Las piedras se mezclaban con la vereda que marcaba la ruta. Pero rápidamente comenzaron a amontonarse las piedras y el terreno se complicó. Ya no andábamos, trepábamos.



Las vistas cada vez eran mejores. Ya quedaba poco, pero la cosa cada vez se complicaba más.

Después de unas 2 horas de subida llegamos a la Portilla del Crampón, zona desde donde ya se puede ver una fantástica panorámica de la Sierra de Gredos.

A partir de ese momento el miedo se apoderó de muchos de nosotros. Todavía no habíamos experimentado el andar por las piedras con el vacío a pocos metros y el resto de la ascensión discurría por zonas así. Mario y yo continuamos para alcanzar la cima del Almanzor. Estábamos tan cerca que no podíamos irnos de allí sin conseguirlo.
Escalamos las últimas piedras que nos quedaban y culminamos el pico más alto de la Sierra de Gredos. Nos hicimos la foto obligada y al bajar... apareció la Cabra Montehermoseña haciendo alarde de su extraordinaria condición física para alcanzar la cima (los saltos que da de piedra a piedra a 2500 metros de altura solo los he visto en "Al filo de lo imposible")


video
Y cuando llegas a lo más alto... solo te queda bajar los pies a tierra firme. Eso fué lo que hicimos: 2 horas para bajar a la Laguna Grande y desmontar las tiendas y otras tantas para llegar al coche. Un fin de semana diferente y emocionante en una de las zonas más bonitas del Sistema Central.

Las rutas de los dos días para Google Earth y GPS en la sección Mis Rutas